¿Alguna vez os habéis preguntado cuándo y quien inventó la bombilla? La bombilla es sin duda el inicio de los sistemas de iluminación eléctricos.

En general se suele pensar que fue Thomas Alba Edison pero realmente no fue así. La bombilla la inventó en 1809 el físico ingles Humphry Davy,

realmente, este científico no invento la bombilla como tal, sino que invento la primera «fuente de iluminación eléctrica» basada en un filamento, conseguía que al pasar una corriente eléctrica por el hilo de material conductor este se iluminara durante unos pocos segundos. Y entonces ¿porqué se le atribuye a a Edison la invención de la bombilla? Bueno, la verdad es que Edison cogió el modelo de Humphry y lo mejoró. Como hemos dicho antes el

«sistema de iluminación eléctrica» solo podía estar encendido unos segundos debido a que el calor que generaba hacía que el filamento se quemara y partiera, Edison cogía el invento ya existente y le añadió una campana de vació (un cristal alrededor) que le permitía eliminar el oxígeno del interior de la bombilla, y así conseguir que el filamento durara más. Pero no fue hasta 1879 cuando nuestro querido Edison consiguió una bombilla que permaneciera encendida 1500 horas.

Pero, ¿las bombillas que usamos en casa son las de Edison? La respuesta es NO. Sus bombillas son de corriente continua y las de casa son de alterna. Las bombillas de Edison las podemos encontrar en coches, motos,

etc. La bombilla de corriente alterna fue inventada por Nikola Tesla, pero están basadas en el mismo principio.

Las bombillas de filamento, también llamadas «de incandescencia» o «bombillas tradicionales» estaban muy bien en el siglo IXX y en el XX, pero estamos en el siglo XXI, la técnica a evolucionado mucho y en materia de iluminación no se ha quedado atrás.

Actualmente las bombillas de incandescencia presentan un problema y es que solo el 10% de la energía se convierte en luz, el resto se convierte en calor (por eso queman) y ¿Eso que quiere decir? Vamos a poner un ejemplo con €, por cada euro que consume una bombilla, solo 10 céntimos se han destinado a generar luz.

Hoy existen multitud de tipos de bombillas distintas, entre ellas las bombillas y tubos LED. Este tipo de sistemas de iluminación permiten convertir entre un 80% y 95% de la energía en luz apenas generan calor, pero lo

bueno es que para iluminar lo mismo que una bombilla tradicional, consumen mucho menos, normalmente hablamos de 10 veces menos.

Y ahora muchos estaréis pensando, pero es que la tecnología LED es muy cara, os aseguro que no lo es tanto, pero si de momento si es algo inaccesible para muchas personas, sin embargo existen ciertas subvenciones que persiguen incentivar el uso de la tecnología LED en los negocios como tiendas, oficinas, etc. ¿Como puedo acceder a esa subvención? Esta es la pregunta del millón de much@s empresari@s, lo mejor es ponerse en contacto con algún instalador o empresa eléctrica que esté autorizado para llevar acabo esas subvenciones como Domo Electra.

Fuentes: Años trabajando con LED.

Enrique Gómez

Ingeniero Electrónico Industrial y Automático, amante de la comunicación audiovisual y de la divulgación ingenieril y científica. Friki de Star Wars, cuenta más de lo que parece. Puedes saber más sobre mi y sobre mis trabajos en enrique.rinconingenieril.es

Leave a Reply

avatar
  Suscribete  
Notificame
Cerrar menú